Ya ha pasado mucho tiempo desde mi última entrada en el blog. Demasiado. Pero últimamente tengo bastante poco tiempo para poder dedicarle a escribir de forma habitual.

Desde el 11 de septiembre que fue la última entrada hasta hoy, ya han pasado casi dos meses donde he seguido entrenando habitualmente y mejorando poco a poco en mi forma física. Han sido meses de esfuerzo constante, de mucho trabajo y esfuerzo, partiendo de estar hecho un verdadero desastre donde apenas podía acabar 3 km, a realizar mi primera carrera con un dorsal después de más de 8 meses sin ponerme uno.

Más que aburrir con los tipos de entrenamiento que he realizado o la metodología que he utilizado, prefiero contaros este hecho, mi participación tras tantos meses sin competir. Me costó mucho decidirme sobre cual sería la carrera en la cual volvería a competir porque quería tener un fondo físico aceptable para volver con fuerzas y no ir demasiado arrastrado. Quería sentirme en cierto modo competitivo y además, disfrutarla.

Previo

Finalmente decidí por participar en la XIV Volta a Peu al Cabanyal, dentro del ya consabido Circuito Divina Pastora de Carreras Populares de Valencia. Era un recorrido corto de 5.800 metros, rápido por sus largas rectas y donde me encontraría de nuevo con mis compañeros runners valencianos con los que llevo ya bastante tiempo en contacto. Para mí fue todo un placer poder reunirme con Javieret, Adrián, Beatriz y Miguel, cuatro cracks a los que merece la pena conocer. Sin duda fue un momento especial poder reencontrarme con ellos y volver a sentirme dentro de ese ambiente running que en cierto modo echaba de menos.

La carrera

Durante estas últimas semanas había mejorado semana tras semana mis ritmos en las sesiones de calidad, con lo cual sabía que podía volver a rodar en la horquilla del 4'20-4'25/km si todo iba por su cauce normal.

Como he dicho con anterioridad, la carrera era de 5.8 km con lo que había que salir desde el principio con un buen ritmo y mantenerse constante. Había enormes rectas en el circuito lo cual en cierto modo te permitían ir a ritmo pero que sin embargo podían jugar en tu contra si ibas por encima de tus posibilidades ya que parecían que jamás acababan.

Como podéis observar en el plano, prácticamente todo era recta menos algún pequeño giro que se convertía en el festival de los recortadores, sobre todo en el giro de 180º entre el km 3 y 4. La última recta era agónica porque picaba un poco hacía arriba y tenía una longitud de 1.800 metros, con lo cual parecía que nunca llegaba.

Me quedé impresionado después de tanto tiempo de ver a tantísimos corredores por allí. Ya no recordaba la cantidad de gente que disputaba estas carreras del circuito. En esta ocasión fueron más de 5.000 los corredores que participaron. ¡Una animalada!

Después de calentar un poco con los compañeros, me fui a mi cajón de salida cuando quedaban unos 10' para empezar. Estaba bastante nervioso al verme de nuevo allí metido entre la gente apunto de competir de nuevo. Mis pulsaciones estaban por las nubes, unas 140 estando parado, lo cual refleja lo excitado que estaba ya antes de empezar.

A las 9 am pistoletazo de salida y a correr. Como siempre al inicio pues cuesta un poco coger ritmo porque hay que adelantar a mucha gente que va muy lenta pese a estar en cajones donde presuntamente tienen ya un ritmo aceptable, pero, aunque vayan a rodar para la maratón y quieran ir a 5'30/km, en vez de en los cajones populares para hacer su ritmo, se meten con los que ruedan más rápido generando atascos, tapones, codazos, empujones, etc. Sinceramente, no lo entiendo.

Mi primer kilómetro fue más rápido de lo que pensaba pero el resto me mantuve en los ritmos previstos previos a la carrera. Los kilómetros fueron pasando poco a poco y no pude realmente engancharme a ningún grupo que fuera acorde a mis ritmos, porque igual iban demasiado fuertes o al contrario. Ya había hecho tiradas de 20' o 30' a ritmo así es que mentalmente estaba preparado para aguantar y tratar de ser lo más uniforme posible acabando con buenas sensaciones. Los parciales de la carrera fueron 4:16 - 4:23 - 4:25 - 4:23 - 4:21 - 4:09 donde en los últimos cien metros tuve fuerzas de hacer un sprint.

Me quedé con cierto regusto de no estar del todo contento porque pensaba que podía haberme exigido un poco más en los parciales, pero con posteridad, revisando mentalmente la carrera, me doy por más que satisfecho por como la afronté y sobre todo porque la disfruté.

La acabé en 25:07 a un ritmo medio de 4:20 acabando entre los 800 primeros. Revisando los tiempos que hice el año pasado en esta misma carrera, he mejorado en 16" el tiempo final y en 2" el ritmo medio ya que la hice a 4:22. Es para estar más que satisfecho porque vengo de una lesión que me ha dejado parado muchos meses y significa que todo el planteamiento de entrenamientos que he hecho durante aproximadamente un par de meses, donde empecé a añadir buenas sesiones de calidad han dado su resultado.

Para terminar, quiero dedicar esta carrera a tod@s los que de alguna u otra forma han estado ahí durante todo este largo proceso, desde mi lesión a finales de febrero, el tiempo donde lo pasé realmente mal sin poder correr, los duros inicios al volver a ponerme las zapatillas y el proceso de mejora muy poco a poco hasta el día de hoy, que siguen estando.



Read More
Después de unas semanas sin actualizar el blog vuelvo de nuevo por aquí para contar como han sido estas primeras semanas donde he empezado a meter sesiones de calidad a mis entrenamientos. Cada vez voy encontrándome mejor físicamente y afortunadamente, a día de hoy, se me fueron la totalidad de las molestias que de vez en cuando quedaban por la zona baja de la rodilla-tibia-peroné -toco madera para que no vuelvan-. Esto sin duda lo que ha hecho es que gane en confianza y pierda el miedo que siempre tenía en mente de volver a recaer en la lesión, lo que me hacía ir muy precavido y no forzar demasiado la maquinaria.

Sin duda este hecho de ser tan precavido creo que ha sido en cierto modo positivo porque me ha hecho volver muy poco a poco, fortaleciendo, quemando etapas y no volver a lo loco lo que seguramente me hubiera hecho volver a recaer. Es un gran placer el poder correr sin molestias en la zona dañada, centrándote ya solamente en lo que es el propio cansancio físico de las sesiones de entrenamiento, ya que al añadir sesiones de calidad, el cuerpo acostumbrado a correr solo en rodaje, se resiente.

Llevo ya 3 semanas -esta semana he comenzado la tercera- con este nuevo ritmo de entrenamientos en los que a día de hoy me ha hecho volver más o menos, a donde estaba a final del año pasado aunque un poco por debajo en cuanto a forma física. Mi idea a día de hoy es llegar a noviembre en condiciones de poder competir de nuevo tras 9 meses fuera de las carreras, participando en una o las dos pruebas del Circuito Divina Pastora de Carreras Populares de Valencia que se celebrarán ese mes. Me gustaría poder llegar en forma para correr por lo menos, a los ritmos que hacía antes de lesionarme, sobre el 4'10/km en carreras cortas. Aún quedan un par de meses para ello aunque no es algo que me quite el sueño si no lo consigo.

Resumiendo, en estas dos semanas he hecho un total de 50,98 km en 5h18' y 42,82 km en 4h26', en las que hay sesiones de calidad, generalmente una de entrenamiento fartlek y otra de series, más rodajes aproximadamente al 70% de fmax. A todo esto hay que sumarle, un día de trabajo de fortalecimiento tanto de la parte inferior como superior, además de trabajo de core con abdominales, lumbares y espalda. Desde que he empezado a realizar estas rutinas, sin duda he notado gran mejoría tanto en mi dolencia como en los habituales dolores lumbares que antes me acompañaban. Sin duda son de gran importancia a los que lamentablemente antes no les hacía ni el menor caso. A cualquiera que lea mi blog y sea corredor se los recomiendo encarecidamente porque además de fortalecernos y mejorar nuestra postura corporal, previenen futuras lesiones.


Read More
Se acabo mi particular pretemporada. Han sido aproximadamente unos dos meses de salidas continuadas, cada vez más cercanas entre ellas, mayor número a la semana y cargadas de entrenamiento "base" tratando de recuperarme de mi dolencia, habituar de nuevo al cuerpo al esfuerzo, coger fondo y estabilizar mis pulsaciones.

Después de unos dos meses aproximadante, he decidido poner punto y final a esta preparación que llevaba una vez conseguidos en mayor o menor medida los objetivos que me había marcado. He ganado en fortaleza, en fondo físico y en regular mis pulsaciones a ritmo de rodaje -sobre el 70%-. Ahora se le da paso a forzar un poco más la máquina, hacer menos kilómetros semanales pero con un par de entrenamientos de calidad en zonas anaeróbicas para acostumbrar al cuerpo a esfuerzos más grandes y a trabajar en estos volúmenes.

Todo esto no va encaminado a una determinada competición o preparación específica para alguna carrera ya que a día de hoy he perdido ese afán de correr carreras o de mejorar marcas. Llegará el día en el que me vea físicamente al 100%, motivado y con ganas de volver a sufrir compitiendo, pero, a día de hoy, a 21 de agosto, no está en cabeza. Al final he decidido no marcarme ningún objetivo a la vista para no tratar de presionarme en una determinada fecha o que me haga forzar más de la cuenta. Prefiero ir despacio y fortaleciendome antes de correr demasiado fuerte y terminar pagándolo.

Mi plan es sencillo, seguir poco a poco afianzando niveles para pasar después a uno superior. No tengo prisa. Lo he pasado muy mal durante casi 3 meses y ahora disfruto a cada salida lo que antes no no hacía. Después de una fuerte lesión como esta que he tenido que me ha dejado totalmente KO, volver a correr habitualmente ya es un auténtico privilegio, un lujo, así es que ahora mismo soy feliz por poder hacerlo varias veces a la semana.

De momento, ya he empezado esta semana con un rodaje y una sesión de calidad que se verá acompañada por otra el sábado. Seguiremos contado como va, cuales son mis sensaciones y esta manera de disfrutar corriendo ya sea por la ciudad, por Benaguasil, Llíria, Villamarxant, por mi querida Sierra Calderona y por más lugares que rodean Valencia que son un lujazo para disfrutarlos zapateando..


Read More
runSi mi última entrada fue para hacer un resumen de los entrenamientos del mes de junio, en esta ocasión es para resumir los del mes de julio. Si junio fue el principio más o menos de tener una seguida en cuanto a mis salidas, donde poco a poco fui acortando los días de descanso entre ellas además de ir subiendo aproximadamente medio kilómetro semanal, este mes de julio si que ha sido realmente el primer mes completo donde he corrido todas las semanas, siguiendo mi propia metodología de vuelta a los entrenamientos tras la larga lesión. Ha sido un mes duro, sobre todo por las temperaturas y la humedad -sobre todo porque cada vez soporto menos el calor- haciendo mella en ocasiones en cuanto a ritmos y pulsaciones, aunque me importa más lo segundo que lo primero si os soy sincero. Han sido 3 semanas de carga donde fui incrementando los kilómetros y una semana de descarga o más suave donde solo salí 3 días y que me vino fenomenal. Las molestias han ido remitiendo aunque sobre todo las notaba si hacía alguna sesión a ritmo más elevado -fartleks- pero que poco a poco han ido difuminándose y esta última semana de agosto ni me he acordado de ella mientras corría. Toco madera.

De un total de 86,18 kilómetros mensuales en junio he pasado en julio a realizar 181,70 K tomando como completa la última semana del mes que compartía los primeros días del mes de agosto -los días 1 y 3- para hacer las cuentas más redondas y tomar como referencia agosto con sus 4 semanas completas. Se evidencia claramente en los números, mi mejoría física donde ya la carga es más que decente sobre todo cuando no tienes prevista ninguna carrera a la vista. Sobre todo ha sido una batalla a nivel mental, ya que mi cabeza estaba más preocupada en que si mi cuerpo era incapaz de realizar entrenamientos más largos o no y pendiente constantemente de la zona de la lesión por si sentía alguna molestia. Tuve que empezar a salir con música para tratar de evadirme de estos pensamientos y pensar solo en correr hasta el día de hoy que de nuevo dejo el aparatito en casa usándolo únicamente cuando voy a hacer alguna salida algo más larga de 12 kilómetros.
Poco a poco he ido ganando estas batallas, mejorando el tema físico a tal punto de que a día de hoy soy capaz de nuevo de controlar mis pulsaciones de rodajes como antaño independientemente de los kilómetros que realice, aunque me ha costado sobre todo por el calor que hace y la humedad tan alta que nos azota diariamente -es horrorosa-.

Como no, ahora no solo salgo a correr como ya he contado en anteriores entradas, hago ejercicios abdominales, lumbares, glúteos, espalda, etc -que antes jamás hacía o en muy contadas ocasiones- Además me he aficionado al duro circuito Oberón que cuenta el amigo Josep Cepero en su blog, para el fortalecimiento de los trenes superior e inferior. Realmente es duro y si no te lo crees hazlo dos veces y me cuentas ;)

¿A partir de ahora, qué? Pues muy bien no lo sé a ciencia cierta. He mirado en quizás prepararme alguna carrera para final de año para tener un objetivo y realizar entrenamientos más específicos, pero, aún no estoy seguro de ello. Si hago algo será una carrera corta de no más de 10 kilómetros. Me aterra la idea todavía de preparar una media maratón tras la mala experiencia vivida con la preparación para la media del Puerto de Sagunto. Ya sé que es algo mental, pero, a día de hoy no me veo con las suficientes fuerzas ni mentales ni evidentemente físicas.
Quizás para la 10K de noviembre, quizás para la 10K de enero de 2015 e intentar mejorar marca y rondar los 42'. Para una cosa o la otra deberé decidirme pronto y tomar una buena planificación para tratar de llegar en las mejores condiciones.

Hasta entonces, seguiré contando como me siguen marchando las cosas. Buenos entrenamientos ;)


Read More

run
Bueno, estamos ya en julio y sigo poco a poco corriendo mayores distancias y aguantando mejor el ritmo llevando mejores pulsaciones. Despacio, voy mejorando y he ido incrementando semana a semana los kilómetros llegando a hacer la primera de julio un total de 33.01 km.
Durante el mes de junio empecé a incrementar mis salidas de dos a la semana, pasando luego a tres para acabar con cuatro siempre de forma progresiva y sin forzar.

1ª Semana de junio: 10.01K (2 salidas)
2ª Semana de junio: 17.33K (3 salidas)
3ª Semana de junio: 26.22K (4 salidas)
4ª Semana de junio: 32.62K (4 salidas)

Todo esto hace un total del mes de 86.18K que para ir iniciandome de nuevo en la rutina de correr otra vez no está nada mal. Mi máxima ahora es, poco a poco, sin prisas y aumentando progresivamente la carga de kilómetros semanales y un poco los ritmos. Durante la primera semana de julio hice un día unos pequeños cambios de ritmo pero entre eso y los ejercicios de fuerza, terminé la semana con unas agujetas de espanto que casi no me podía ni mover. Mis músculos ya no están habituados al estrés de correr a ritmos altos (por decir algo) y se resintieron.

Las molestias han estado más o menos presentes durante el mes, días mejor y días peor, pero en mi vida diaria han desaparecido al más del 95%. Ayer por ejemplo, salí a correr 8K y apenas noté nada en la zona, esperemos que siga así.

A partir de ahora voy a marcarme un pequeño plan muy simple, pero que me haga coger un poco más de ritmo y resistencia ya que he logrado alcanzar un pequeño fondo físico que me permite el poder hacer ya cambios de ritmos sin acabar destrozado. La base, la de siempre, cuatro salidas semanales, un par de días de rodaje suave, un día donde añadiré algunos cambios de ritmo para ir acostumbrando el cuerpo a ir a ritmos más rápidos y a un mayor esfuerzo y finalmente, otro día de rojade más largo de los 10K. Mi idea, aumentar la carga semanal en un mínimo de 1.5 o 2 kilómetros para ver si para septiembre ya puedo rondar los 50K semanales y evaluar si ya puedo introducir algún plan con alguna futura meta.

Todo esto siempre en teoría, claro, porque me estoy guiando mucho por las sensaciones y de como responde mi cuerpo y mi maltrecha pierna izquierda. Si estás ahí leyendo, te seguiré informando de mis progresos.
Read More
Ha llovido ya desde mi última entrada al blog. Hace un mes y medio pero he estado liado con otros proyectos y lo que conlleva el propio día a día, actualizando menos de lo que debía.

El pasado 13 de mayo fue el pistoletazo de salida a una nueva etapa para mi, un nuevo reto que se ponía delante para que lograra superarlo. Sin duda, apasionante, en ello iba lo que sería a partir de ese día el mundo del "running" para mi, algo distinto a conforme lo veía antes. Ese 13 de mayo, con las indicaciones de María, mi físio, a la cual le estoy muy agradecido ya que ha logrado que vuelva a correr, hice mi primera salida tras dos meses y medio de parón. Si leísteis la anterior entrada, las sensaciones fueron bastante malas ya que apenas podía aguantar ni medio kilómetro corriendo y tenía la zona de la lesión apunto de estallar. Con descansos de 3 días entre salidas, ejercicios para la rodilla, la rutina de fuerza, abdominales, dorsales, planchas y estiramientos, poco a poco he ido logrando salir a correr, cumpliendo el plan establecido, aumentando muy poco a poco la distancia hasta el día de hoy. ¿Por qué hoy? Pues bien, hoy he hecho mi primera "tirada larga", sí, 10K, una distancia ridícula para cualquier corredor que entrene habitualmente y que ahora, leyendo esta entrada, se esté descojonando de la risa al llamar a esto tirada larga, pero, para mi, viniendo de donde vengo, donde hace un mes hacia 4 km queriendo pararme a los dos, es todo un logro. Lo mejor de todo, es que ahora me siento fenomenal, nada cansado y sin molestias. Si además digo que lo he hecho en la zona de Benaguasil-Lliria, para quien conozca la zona, verá el plus que tiene el haber hecho esta distancia.

Durante este periodo de mes y medio, todo ha sido muuuy progresivo, dejando 3 días de descanso entre salidas, aumentando en medio kilómetro semanal la distancia, luego pasando a dejar 2 días de descanso, para ahora ya, hacer 4 salidas a la semana incluso dos días seguidos (no en vano, ayer sábado hice 8,5K y hoy 10K). Y así va a seguir siendo, todo con mucha calma, muy poco a poco, intentando de nuevo estabilizarme en pulsaciones -algo que ya voy logrando- y disfrutar de este deporte, el poder ponerme de nuevo unas zapatillas de correr es un regalo porque no hace demasiado, pensaba que jamás volvería a poder correr nuevamente.

Como veis, no hablo de tiempos, no me importan, han pasado a ser totalmente secundarios para mi. Lo importante es poder salir, fortalecer el tronco, mis piernas y los tiempos vendrán solos. Solo os puedo decir por si os interesa el dato, que me adelantan hasta las abuelas que hacen la ruta del colesterol -bueno, exagero bastante- pero ando como 30" más lento de lo que venía haciendo hace 5 meses. Pero como os digo, me da igual, lo mismo que competir. De momento no lo echo de menos y aunque la gente me insiste en hacer alguna yo les digo que no, que no voy a volver a competir hasta que esté 100% recuperado del todo y tenga el nivel de antes. Cuando tienes una lesión fuerte como esta, cambian tus prioridades y la concepción de este mundillo a como antes lo veía, o por lo menos, ha sido mi caso.

Hasta más ver y prometo ir actualizando más continuamente.
Read More
Sí, señores, ese es el tiempo que he estado apartado del mundo del running (como se llama ahora). Lejos queda aquel domingo 2 de marzo donde hice mi último entrenamiento para la Media Maratón del Puerto de Sagunto.. Esa maldita última semana donde empecé a notar sensaciones extrañas por la rodilla, tobillo y pie, que finalmente acabaría por hacerme parar y dejar de entrenar. Después de mucho tiempo sin correr, molestias constantes hasta estando sentado, sesiones de físio, ejercicios de fortalecimiento, nuevos estiramientos.. ayer, volví a calzarme mis zapatillas de entrenamiento y salí a correr 3 km. El tiempo es lo de menos, no me importa hacer entrenos mucho más lentos que antes, no me importa ir con el corazón que se me sale por la boca al primer km, me importa el poder sentirme de nuevo corredor y que voy a poder seguir corriendo, porque, he tenido varios momentos donde he llegado a pensar que debería dejar de correr para siempre.
Mis problemas de espalda y zona lumbar, al parecer me están afectando a mi pierna izquierda, así es que pendiente tengo en ir a que me miren bien porque seguramente tenga una descompensación que hace que todos mis problemas físicos deriven a esa pierna. De momento me siento mucho mejor, me siguen quedando algunas molestias pero son distintas a lo que sentía hace dos o tres semanas. Tan solo espero que esta maldita lesión se vaya para siempre y pueda salir a correr como lo hacía antes.
A partir de ahora seré un corredor distinto, he estado y sigo trabajando mucho las posturas con la ayuda del físio, trabajando la zona abdominal y dorsal que siempre ha estado olvidada, y, la verdad es que se nota este refuerzo. Ahora toca descansar 3 días a ver como evoluciona mi pierna y si todo va bien, el sábado volveré a trotar.
Ante todo mis disculpas a todos mis lectores por el tiempo que no he actualizado el blog pero, si soy sincero, intenté evadirme de todo lo que fuera relacionado con el mundo de las carreras y que tuviera que ver algo con correr porque el ánimo no estaba muy entero. Espero que esto sea definitivamente un punto y seguido.
Gracias a tod@s.
Read More